09 enero 2009

Una verdad que molesta

Hace pocos días la presidenta de la Asociación de Pobladores de la Isla Santay, Elsa Rodríguez fue convocada por la directora de APROFE, ONG que ejecuta un proyecto de Desarrollo Social y Comunitario en Santay, que consiste en la instalación de un consultorio médico y ginecológico para atender una vez por mes a la población.

En esta reunión, se planteó a la población de Santay la pretendida intención de reemplazar a la maestra Ena Gomero. Las razón sería una supuesta falta a la moral y a la confianza de la población al haber matenido una relación sentimental hace 4 años con un poblador de la isla.

Para confirmar dicha "escandalosa" actitud dijeron tener como prueba una foto de la entonces feliz pareja paseando en algún lugar de Guayaquil. Aun si eso fuera verdad, lo que si sería escandaloso y hasta vil, es que argumentos como esos sean utilizados por quienes pregonan el Bienestar de la Familia Ecuatoriana. No se que autoridad educativa de gobierno alguno va a abrir un expediente por la simple razon de una relación sentimental que ya hasta fue olvidada por los protagonistas. El mecanismo es el de siempre, o hacen eso o se van o nos vamos.

Atentado a la moral?. Posiblemente, pero no aqui sino allá, en el país de las mil y una noches.

En dicha reunión APROFE dió dos semanas como límite para decidir si mantienen a la maestra, caso contrario ellos abandonarian la isla llevandose el consultorio. Como ayer en pleno la Asociación dió su respaldo unánime a la maestra, entonces APROFE debería estar haciendo en este rato sus maletas. Lástima pero a palabra dada...sino derechito al infierno.

La población ya tomó una decisión y sin necesidad de consultarla con nadie como piensan los pretendidos dueños de la isla, y sin necesidad de que aquello haya sido denunciado en este sitio, en el que al parecer nuestros amigos santayences son tratados como "miserables". La población dijo NO y basta de abusos. Hay un apoyo total a la maestra.

Y si todo eso se vive en Santay es porque esta población sobrevivie en un limbo legal increible. En ese vacio tan grande que el Estado ecuatoriano creó y no puede ver es que la población tiene las de perder. El Gobierno debería tomar el asunto en manos y llevar una solución definitiva.

Señores del Gobierno, Ministra de la Vivienda, Ministra de Bienestar Social: La población de Santay vive en la isla desde antes de que ustedes nazcan, desde antes de que sea expropiada, abandonada, y luego cuando las condiciones políticas lo permitieron entregada por "80 años" bajo un fideicomiso como figura mercantil.


Alli, en ese documento encontrarán como un objetivo principal el preocuparse por las especies animales y vegetales exitentes en Santay pero no hay nada que mencione a un solo ser humano de las casi 50 familias que viven alli. Por tanto, si no existen para dicho documento, en la práctica no tendrian que ser sujetos de manipulación por aquellos que administran el fideicomiso.

El Defensor del pueblo debería tomar la tutela legal de la población hasta que sus DERECHOS sean bien aclarados y reconocidos ya que son muchos. Hasta ahora, y en calidad de pobladores nacidos y criados en Santay solamente han tenido DEBERES para con hacendados, Bancos, Ministerios y ahora una Fundación municipal de un cantón que no tiene jurisdicción sobre Santay. Una verdad que incomoda? no creo, solamente molesta !.

2 comentarios:

clemente rendón paredes dijo...

Bueno, lo que entiendo es que por ser profesora no puede tener relacionamiento sentimental alguno, o sea que Profesor = robot. Que absurdo, eso creo que es una manera de discriminación y de paso una manipular la población con esto de "o se va ella o nos vamos nosotros". Lamentable que en pleno siglo 21 aun se den estos casos. Y peor aun con organismos de ayuda a la comunidad.

Corinne dijo...

Moi aussi je soutiens à 100% la profesora!!