31 mayo 2013

Anécdotas de Santay: La Lolita de Corinne

Hace poco Corinne Marechal nos escribió contándonos sobre su vida ahora, 13 años después de su paso por la isla Santay cuando realizó un inventario de fauna. Hoy ella es la feliz mamá de Liam de 11 años, es una especialista en elefantes que trabaja mucho en Camerum. Aquí la historía de su perrita Lolita. Disfrútenla!

Fue en diciembre de 2000. Hacía días que pasaba por el Malecon de Guayaquil, alli vi un pequeño perro tirado en la acera, amorfo, lleno de sarna. En muy mal estado. Visiblemente casi por fallecer ... Pensé que no podía mirarlo morir sin hacer nada. Por lo tanto, decidí regresar a casa. Honestamente, mi idea era llevarlo al veterinario para poner fin a su sufrimiento. Pero las cosas no sucedieron así, cuando lo llevé a casa basto que ponga sus patas en el suelo para empezar a correr en todas direcciones, muy feliz de estar allí. Nada de morir en lo absoluto! Muy llena de vida ! Obviamente, no era cuestión de hacerla eutanasiar .


Lolita en Santay en 2000
 Fue mi colega Rebecca quien la bautizó como Lolita. Traté como pude su sarna. Cada semana cruzó el río para trabajar conmigo en Santay. Ella me acompañó algunas veces en el sitio para observar las aves. Hicimos turismo juntas.



En febrero de 2001, al final de mi estancia, tuvimos que preparar el regreso a Bélgica. ¡Qué historia encontrar una jaula para el transporte aéreo! Y como la aerolínea con la que viajaba no aceptaba animales, teníamos que encontrar para Lolita un billete de avión en otra línea aérea. En fin volvimos a Europa en diferentes aviones y aterrizamos en diferentes aeropuertos también ... e incluso en diferentes países: Bélgica para mi y Holanda para ella!


Lolita en Bélgica en 2013
Desde hace más de 12 años, Lolita es belga. Es fríolenta creo que ella nunca se ha acoplado por completo a los inviernos aquí. Ella tiene hambre todo el tiempo, una verdadera "comelona”, Creo que no se ha olvidado de que era una perra callejera. No siempre tiene buen carácter, probablemente a causa de su difícil infancia en las calles de Guayaquil. Pero es una perra valiente, inteligente y leal, muy apegada a Liam (mi hijo) y a su "hermana" Loulou (mi otro perro). Me recuerda a Ecuador y los maravillosos momentos que viví allí con mis colegas del Comité Ecológico del Litoral  y la población de Santay. Este corto relato es también una oportunidad para honrarlos ...Corinne.
28 de mayo 2013



video


2 comentarios:

vriofrio dijo...

Gracias por compartir. Lolita un gran nombre, huele a México y revolución casera.

Anónimo dijo...

Bellos, recuerdos de mi amiga, Corinne, que lindo incluso las fotos me hicieron llorar, y es cierto yo le puse el nombre porque como le dije a Corinne, tiene cara de Lolita...Nunca me imagine, que se iría a Bélgica.. Saludos a esos amigos irreemplazables de aventuras y sueños, gracias por haber sido parte de mi vida y de mi formación..José y Corinne, de su amiga que los extraña un chorro Rebeca Andrews