13 junio 2014

Novelería ?

"Esperemos que pase la novelería*", se escucha decir a muchos. Pero la novelería apenas si parece haber comenzado. No es posible que con lo manifestado públicamente por las autoridades de que se permitirían solamente 1600 admisiones diarias a Santay  a través del puente ciclo peatonal inaugurado hace una semana, se haya permitido que los días  sábado y domingo la cifra sea de más de 8 mil por día, es decir casi 8 veces lo al parecer admisible.

El actual administrador de la Isla manifestaba el año pasado en una entrevista para una tesis de la ESPOL que 36 mil visitas al año (3000 por mes) es el numero que manejan, más allá de esa cifra de visitantes la isla "colapsaría". Para entonces el hablaba solamente del ingreso fluvial a través del muelle, sin embargo ya en 2013 el puente estaba en construcción.


Hay quienes han tomado esos 16 mil ingresos como un éxito de la obra, evidentemente que la difusión de la misma  a todo nivel fue un factor importante para que los ciudadanos de Guayaquil afluyeran en masa a disfrutar de los encantos de la isla.  Pero cuantos de esos 16 mil que llegaron a la isla, que caminaron y accedieron a la comunidad sabían lo que les esperaba?. Estaba realmente lista
la comunidad de Santay para con ese "turismo masivo" del que hace dos años el ministro Elhers entonces en la cartera de Turismo manifestó no concordar ?.

Estaba lista la isla para ese ingreso abrupto de personas que incluso faltaron al respeto a ambiente Santayence?. Lista si,  pero para atender a 1600 personas por dia, y en un horario establecido a respetar. Las quejas de lo que sucedió el fin de semana con el turismo masivo a Santay se escuchan y leen en los medios de comunicación. Pero también salen de la misma comunidad.

No es la primera vez que lo recomendamos, pero vale la pena repetirlo. La visita al sector de viviendas debe estar limitado a la caminadera principal y deben colocarse portales para no permitir acceder a las pasarelas de cada casa. Una maqueta en escala debería ser construida y colocada al inicio de la caminadera principal que muestre a quien interese los detalles de la arquitectura y distribución de las casas.  No es solo un asunto de respeto a la vida privada, sino de seguridad para los pobladores cuya mayoría esta fuera de sus hogares precisamente realizando labores de atención a los turistas.

Guayaquil Ecológico para quien?


Vista la situación generada en los últimos días llegamos a la triste decepción de siempre, no es suficiente que la isla, su comunidad y las autoridades estén listas si a nosotros, los ciudadanos nos importa un comino recomendaciones y reglas que protejan y nos permitan mantener lugares regenerados y/o mantenidos intocables para el turismo ecológico. La labor del gobierno nacional es encomiable en cuanto a la visión que tiene de volver ambientalmente atractiva y vivible la ciudad , pero no se ve la misma respuesta de parte de una gran parte de la ciudadanía que a nombre de victimas de la novelería pasajera agreden los sectores que con esfuerzo comunidades locales y autoridades ponen a disposición de ellos. Las quejas del municipio de Guayaquil son las mismas con respecto a los atractivos turístico que están siendo destruidos por los usuarios.

Debemos establecer prioridades y trabajar a dos niveles, protegiendo siempre habitantes y ecosistemas, estos niveles son en el caso de Santay- una area doblemente protegida por RAMSAR y por el Estado ecuatoriano-: la obra gubernamental  y la otra la gestion ciudadana. Sinceramente  ha habido un trabajo en una sola direccion, desde el gobierno hacia Santay, intentando con esto estimular a la ciudadania, pero lastimosamente ha faltado la información y formación ambiental y educativa al ciudadano, no todo puede ser hecho sin el trabajo de la sociedad civil, ongs, entidades barriales, grupos ambientalistas y otras instancias.

Sin un guayaquileño sensibilizado y ambientalmente comprometido el Guayaquil ecológico quedará en obras y el impacto será eso..una simple novelería pasajera.

Y ya que estamos en el tema, debemos ver lo que pasa con el Estero Salado, donde el municipio bajo contrato paga miles de dolares mensualmente para limpiarlo, el gobierno nacional por otro lado paga por regenerarlo y a pesar de esas dos grandes inversiones se lo continua ensuciando de la mano de  vecinos e industrias. Se impone un examen real, concreto y un compromiso serio y no tibio con los actores, los gestores e incluso los críticos.

Ecologismo no es limpiar unos lo que otros ensucian, sino evitar juntos contaminar y así darnos mas tiempo a disfrutar de la naturaleza y no revisar viejas fotos de lo lindo que alguna vez fue. Tampoco es comprar una botella de agua en envase plástico con la esperanza de que "alguien" va a reciclar esa botella aliviando así nuestra mala conciencia, cuando por otro lado hay negligencia en la calidad y distribución del agua potable, a la cual por las dudas hay que hervirla aumentando mas el costo de la vida por el precio de la energía.

LLamado a Duran


Ahora es importante hacer un llamado a la flamante Alcaldesa de Duran y su equipo edilicio quienes han manifestado una importante preocupación por la comunidad de la isla y a la que incluso visitó durante su campaña comprometiéndose a realizar mejoras en la escuela una vez llegue al Municipio. El municipio de Duran debería establecer claramente cual sera su reglamentación en cuanto al acceso que tendrán sus ciudadanos a Santay una vez listo el puente que desde esa ciudad llegará a la isla.

No olvidemos que Duran es la SEXTA ciudad mas poblada del Ecuador y sus hijos están muy entusiasmados con visitar su isla pues Santay perteneces a Duran, y queremos ver cual es el compromiso de sus autoridades con ella. Tenemos ya el ejemplo de lo que ha sucedido esta semana de visitas masivas desde Guayaquil. Cuál será la cuota que el Municipio impondrá para el paso a Santay?

Podrá el municipio de Duran trabajar con la Subsecretaria de Educación en un programa de capacitación a los maestros y a través de ellos a los alumnos y con ello a sus familias antes de visitar Santay?  Esperemos que si!! Recuperar Santay es un hito en la historia de Duran, a hacerlo bien!

*expresión ecuatoriana para designar algo nuevo o diferente que causa una admiración o frenesí no permanente. NR

1 comentario:

Enma MP dijo...

Llevas razón José en tu análisis, definitivamente no hay conciencia ecológica por parte del ciudadano, es muy preocupante el impacto ecológico que tendrá la Isla, esperemos que con el paso de los días se sepa la cantidad real de personas que la visitarán, a mi criterio debe ser oligatorio que cada visitante se lleve sus deshechos, y que los pobladores puedan organizarse de la mejor manera para que no sean los perjudicados. Suerte para ellos!