15 junio 2017

La Palmada, un cuento en Santay de Felipe de la Cuadra Moreira

Felipe de la Cuadra Moreira escribió el libro "Historias tenebrosas de Guayaquil antiguo" también Subtitulado como "Espectros, entierros y asesinatos". Fue publicado en 2004 por el fondo Proyecto de Rescate Editorial de la Biblioteca Municipal de Santiago de Guayaquil. Dentro del mismo figura el siguiente cuento ambientado entre 1927 y 1931 en la Hacienda "La Pradera Chica" de la Isla Santay, como lo cita el mismo autor.
Este sitio web es no-comercial y de difusión para el mejor conocimiento del Humedal Isla Santay, de su historia y su cultura.




LA PALMADA 
Hacienda "La Pradera Chica"
Isla Santay 1927-1931


Era la época en que los dueños de las hacienda de la Isla Santay vivían al mismo tiempo en las mismas y cruzaban desde Guayaquil en canoas, pero canoas de guachapelí y con 8 a 9 metros de eslora y 1.20 de manga, bien planas para poder navegar sin temor a quedarse atascadas en los bajos de arena o lodo del río.

Muchos mantenían sus canoas cuidadas por el guardián de los diferentes muelles y algunos en las balsas del mercado Sur o en el Guayaquil Yacht Club.

Mi abuelo era entonces el dueño de "La Pradera Chica", quedaba frente al Guayaquil Yacht Club y el muelle del ferrocarril a Duran.

Nunca podré olvidarme de esa casa de hacienda, era inmensa. Llegabas al estero que entraba a la casa de hacienda que daba el frente a Guayaquil y amarrabas la canoa o lancha en un pequeño muelle, de Allí por un camino de piedra unos 3,50 de ancho por 40 metros arribaba hasta el portal de la escalera. Subías la misma y te encontrabas en un corredor de 3 metros de ancho que te llevaba a los dormitorios al frente del río, eran 7 dormitorios, que más parecían salas de baile, y en la parte de  atrás al este, un gran comedor frente a la escalera, una cocina a la izquierda y la despensa y el guardafrío a la derecha, dos servicios y cinco cuartos para los empleados. Ese tipo de casa de hacienda ya no se encuentra, ha desaparecido debido al alto costo de construcción en madera, con un tumbado de unos seis metros en los aleros y ocho a la viga del centro. Se ponían de ocho a diez hamacas en la planta baja y era el centro de reunión en las tardes o en las noches a jugar barajas (el rummy y el cuarenta). Del lado del norte abajo estaban las habitaciones del administrador y el cuarto de las monturas, junto a otro donde se guardaba todo el equipo de ordeno.

El viento fuerte del río traía un fresco increíble, sano y saludable, y hasta allí en ciertas noches se olía el aguardiente que destilaban en Duran. Mi abuelo pasaba siempre allí los fines de semana y se quedaba tres o cuatro días, muchas veces acompañado de sus hijas y su hermano Clodoveo, y con el viajaban sus compadres Rafaél y Jorge. Era una casa feliz, llena de mi madre y sus hermanas y hermanos, que eran por todo siete, más sus amigos.

Lo que les describo no es producto de mi imaginación, sino lo que mi madre y mi abuelo me contaron, corroborado por mis tíos. De un momento a otro se comenzó a oír entre las 5 o 7 a.m. un golpe seco como cuando se golpea con la mano abierta sobre el escritorio o una mesa. seco y fuerte, que se podía oír en toda la casa, no tenía un lugar fijo, podía ser en la cocina o en la despensa como en un dormitorio o en la escalera.

Lo continuo e  inexplicable del ruido creó un nerviosismo natural entre todos, y Ia familia dejo de ir tan a menudo, no así mi abuelo y su hermano que nunca fallaban.

Un domingo a las 6 a.m. mí abuelo y su hermano estaban tomando desayuno, lo típico, café con leche, verde asado con queso. En eso mi tío abuelo Clodoveo sin pensarlo dice: Oiga hermano, no se ha oído la "palmada", que sucede, se quedó dormido el muerto.

En ese instante encima de la mesa entre los dos sonó la palmada, en la forma más horrible, seca y ruidosa, que la cocinera y la muchacha salieron a ver que sucedía pues los platos y cubiertos saltaron en el aire. Es obvio que nunca más mencionaron la palmada. Especialmente entre las 5 a 7 a.m., so pena de pasar un tremendo susto.

No recuerdo cuanto tiempo duro aquello, pero mi madre se casó y ella adoraba su hacienda. Comenzó a llevarnos a mi hermana y a mí a pasar día o semanas en ella. Lo raro es que nunca sonó la palmada desde que mi madre nos llevó por primera vez y en la misma forma que se presentó desapareció. Esa casa venía siendo de la familia por muchos años desde la época de mi tatarabuelo. Decía mi madre que quizás los niños hicieron desaparecer la palmada.

Autor: Ing. Felipe de la Cuadra Moreira 

Imagen: Casa de la hacienda La Florencia, Propiedad de los Sucesores de Don Tomas Rolando, extraída del Libro "Ecuador en Chicago" Diario de Avisos publicado en 1984 como resumen de lo que Ecuador presentó en la Exposición Universal de Chicago en 1893

18 mayo 2017

Escuela y comunidad agradecen apoyo de Amigos de Santay

A través de un comunicado la Directora de la Escuela de la Isla Santay hizo llegar a la Asociación Amigos de Santay un agradecimiento por el apoyo recibido durante el pasado Año Lectivo.

Amigos de Santay agradece esta misiva y se compromete a continuar ayudando en la medida de sus posibilidades.

Es muy importante recalcar que esta ayuda es un aporte VOLUNTARIO a mejorar la calidad de la educación en la isla, impulsar a los chicos a continuar sus estudios secundarios y universitarios sin olvidar su intima relación con el valioso entorno natural y social en que viven, reforzar sus valores cívicos y ciudadanos y ser mujeres y hombres de bien para su comunidad y el país.

El texto es el siguiente:

Isla Santay,  15 de Mayo del 2017

Apreciados Amigos de Santay en Ginebra Suiza

Soy la Lcda. Ena Gomero, maestra y Directora de la escuela Jaime Roldós, la misma que gracias al apoyo de  Amigos de Santay  ha podido realizar una vez más un año lectivo gratificante para los maestros y los chicos.

Quiero agradecer de manera especial al Ing. José Delgado por su constante preocupación y no solo para la escuela sino para la comunidad de la isla.

Puntualmente  Amigos de Santay nos ha apoyado en lo siguiente:

1 Pago del salario de la maestra comunitaria de Educación Inicial: Sra. Verónica Banchon
2- Pago del maestro de Ingles Sr. Jorge Peñaherrera
3- Pago de la instalación del Internet (infraestructura y equipos)  y  servicio mensual
4.- Pago de la guardianía de la escuela, los meses que la isla pasó sin Guardia de Seguridad.

Actividades  patrocinadas por Amigos de Santay:
Ambientales

- Celebración del Día de los Humedales: Acto en la escuela y diseño-confección del Juego Eco Santay
- Celebración del Día del Ambiente.

Culturales

Celebración de la Tercera Edición de " Simón Bolívar vuelve a Santay"

Sabemos el esfuerzo económico que esto ha significado y créanlo que tanto profesoras , alumnos y comunidad lo valoran y han aprovechado  con responsabilidad esta gran ayuda.

Reiteramos nuestro agradecimiento y aprovechamos para solicitarles su ayuda para el año Lectivo que acaba de comenzar.

Muy cordialmente


Lic. Ena Gomero

17 mayo 2017

Reparación de cubierta del patio en la escuela de Santay


Lona desmontada (verde) y nueva estructura
Cuando la nueva escuela de Santay fue construida en 2009 su diseño incluyó una lona como cubierta volante del patio interior soportada por una estructura en madera. Con los años, y a causa de las inclemencias del tiempo, la estructura comenzó a debilitarse creando riesgo en la población. La lona empezó a desprenderse y se realizaron pequeños trabajos de reparación pero era evidente que en algún momento todo el conjunto se podría venir abajo. 

Alumnos y docentes disfrutando del
patio interior con nuevo techo

Se hizo un llamado urgente a la Jefa del Distrito 24 del Ministerio de Educación Abogada Karina González Loján quien junto a su equipo de trabajo  y de manera diligente iniciaron las acciones administrativas para superar este inconveniente, lográndose cambiar la lona con laminas de Zinc así como el reemplazo total de la estructura en madera para sostenerlas. La Escuela y la comunidad agradecen a las autoridades por esta reparación tan necesaria.

12 mayo 2017

Día de la Madre 2017 en Santay

El inicio del nuevo año escolar coincide con la celebración del Día de la Madre.

Los alumnos de la escuela de Santay prepararon un programa para homenajear a las "Mamitas" y realizaron la elección de la Madre Símbolo, reconocimiento que recayó en la Sra. Mayra Cruz Achiote.



Eventos como este hacen parte del calendario escolar y tienen como objetivos homenajear al ser querido y fortalecer  la relación escuela-comunidad. 

Felicitaciones a todas las madrecitas de la Isla Santay, incluyendo a las maestras de la escuela.