18 de septiembre de 2014

Presidente, Econ. Rafael Correa inauguró el puente peatonal ciclovía Durán-Santay

Con algarabía de todos los Duraneños por la llegada del jefe del Estado, Econ. Rafael Correa, esta mañana se llevó a cabo la inauguración del puente que conecta a este cantón con la Isla Santay.

El primer mandatario y su comitiva de ministros iniciaron el recorrido a Durán, desde la explanada ubicada en las calles El Oro y la Ría, visitó a los habitantes de la ecoaldea, y tomó el sendero ecoturístico hacia el interior de la isla, de algo más de 2.000 hectáreas de superficie, hasta llegar al puente basculante de Durán, ubicados en la Av. Abel Gilbert Portón 3. En el trayecto, deleitaron la activación de un tramo levadizo del puente Durán-Santay, que es un segmento basculante dentro de los 678 metros de extensión total.

Durante el acto, la alcaldesa, Ing. Alexandra Arce Plúas ratificó el orgullo de identidad Duraneña del puente basculante y de la Isla Santay, como humedal ubicado en este cantón, “La Isla Santay es nuestra señores, la Isla Santay es de Durán y con mucho orgullo puedo decir que nosotros vamos a cuidar este atractivo ecoturístico construido por esta Revolución Ciudadana”, manifestó en su discurso frente a centenares de visitantes.

Según datos técnicos del Ministerio del Ambiente, la construcción del puente Durán-Santay tuvo una inversión de USD 14’ 269.825,90, tiene una extensión de 675 metros, en donde se ha realizado la alineación e instalación del sistema mecánico, puente basculante encofrado, instalaciones eléctricas, cableado para la iluminación y colocación de pasamanos, además del diseño dinámico en sus hojas basculantes que permite la apertura de casi 90 grados, permitiendo la libre navegación de los barcos.

Fuente. Municipio de Durán

8 de septiembre de 2014

La isla Santay dejó atrás la pobreza y ahora camina por senderos de prosperidad



El sol y el esfuerzo dejaron huellas imborrables en sus manos y rostro moreno. A sus 54 años y pese a haber fallecido hace cuatro años el compañero de su vida no pierde la vitalidad. Por senderos de madera se la ve andar de un lado a otro. “No hay tiempo para la tristeza, solo para andar optimistas”, dice Elsa Rodríguez con una fresca sonrisa, tan fresca como la brisa del río Guayas que baña la mañana de un miércoles a la isla Santay.

La mujer es presidenta de la comuna San Jacinto de Santay, ubicada frente a la ciudad costera de Guayaquil, la más poblada de Ecuador con 2,5 millones de habitantes.
Bajo su liderazgo está el desarrollo de las actividades en esta comunidad de 56 familias, cuyas vidas cambiaron para siempre luego de las obras desarrolladas en los últimos años por el gobierno en este humedal de 2.000 hectáreas.

Doña Elsita, como la conocen sus vecinos, recuerda los difíciles años que le tocó vivir en la isla. Atrás quedaron las épocas en que vivía en una endeble casa de madera y caña, sin ningún servicio básico y cuyo único medio de transporte era la canoa.

Hasta hace tres años los hombres de la isla arriesgaban cada día sus vidas en las caudalosas aguas del río Guayas para conseguir mediante la pesca el sustento para sus familias, mientras sus mujeres iban a ofrecer sus servicios como empleadas domésticas en hogares guayaquileños. Los paupérrimos ingresos que percibían apenas les alcanzaba para subsistir.

No obstante, ese círculo de pobreza se acabó para siempre cuando el presidente Rafael Correa, luego de constatar las condiciones en que vivían los pobladores, decidió convertirla en un sitio para el turismo ecológico y darle a su vez una zona de recreación a Guayaquil, urbe a la que autoridades locales la convirtieron en una de las  más deficitarias del país en cuanto a áreas verdes.

La ecoaldea donde habitan las 56 familias de la isla Santay.

Primero se construyó una ecoaldea, como se denomina al complejo habitacional donde ahora viven dignamente las 56 familias de la isla. Las casas, construidas con materiales amigables con el ambiente, poseen todos los servicios básicos, como agua y energía que se obtiene mediante paneles solares.

Posteriormente, llegaron otras obras como el centro de hospedaje, una escuela, un centro de interpretación, planta de agua, centro médico y camineras que conducen a los habitantes y visitantes por distintos parajes de la isla hasta llegar a la denominada ‘cocodrilera’, un pantano artificial donde viven once lagartos, que son el principal atractivo del lugar.

Atrás quedaron aquellos tiempos en que los pobladores debían caminar por senderos fangosos, abandonados a su suerte, llenos de tantas necesidades, irónicamente tan cerca de una de las tres ciudades más importantes de Ecuador, pero tan alejados de ese progreso.


La caminera de 1.7 Kms conecta a la ecoaldea con el puente
basculante que une a Santay con Guayaquil.
Ahora, con la apertura del puente peatonal que los conecta con Guayaquil, el pasado mes de junio, dejaron de ser aquel poblado abandonado para convertirse en uno de los más visitados del país. Más de 100.000 personas acuden mensualmente a visitar la isla, según registros del Ministerio de Ambiente.

Y es el turismo el que les dio el giro radical a sus economías. De ser una comunidad de pescadores se convirtieron en emprendedores: actualmente manejan un comedor, ofrecen servicios de guianza turística, transporte en lancha y tienen demás puestos donde ofrecen artesanías, bebidas y demás aperitivos.

“La pobreza va quedando en el pasado”, expresa Mariana Domínguez, quien es la líder del restaurante de la isla, donde los turistas pueden degustar una deliciosa comida típica costeña, mientras disfrutan del paisaje que armoniosamente equilibra el verdor tropical, con el azul radiante del cielo y los imponentes edificios del Guayaquil moderno que sobresalen del horizonte del río Guayas.

Habitantes de Santay trabajan en el restaurante de la isla
Mujeres y hombres de la comunidad trabajan en turnos para atender este comedor que permanece abierto desde la mañana hasta las 17:00, en que concluyen las visitas de turistas.

 “Antes no había trabajo, teníamos que buscárnosla en Guayaquil y ahora hay trabajo por demás”, dice sonriente Domínguez, mientras deja a punto un humeante arroz que acompañará al seco de gallina, guatita y otros platos criollos que se servirán los clientes.

Los isleños se sienten contentos con su nueva forma de vida. Se esmeran por dar un buen servicio al cliente, se empoderan cada día de sus nuevas funciones, pues no quieren volver a los tiempos en que solo para llevar agua a sus casas debían cruzar a remo hacia la ciudad de Guayaquil.

Mientras Domínguez y sus compañeras ponen su sazón a los alimentos, en el nuevo y panorámico muelle están tres pobladores que ofrecen el servicio de lancha a motor para quienes ya no desean caminar de regreso a Guayaquil, un trayecto que toma 2,5 kilómetros si se suman las distancias del paso peatonal (840 metros) con la caminera que lleva a la ecoaldea (1.700 metros).

Otros, moradores, en cambio son guardaparques que recorren en bicicleta la isla vigilando que no se afecte el ecosistema con los desperdicios que botan ciertos turistas; mientras, Benito Parrales, de 60 años, se dedica al cuidado de sus “muchachos” como les dice a los cocodrilos.

“Antes anhelábamos mudarnos a la ciudad para dejar esta vida de pobreza, pero ahora escucho muchas veces decir a los que nos visitan que nos envidian por la forma cómo vivimos en medio de esta naturaleza y la paz”, confiesa Parrales, quien se siente afortunado del giro radical que dieron sus vidas por la decisión del presidente Correa.

El nuevo muelle ofrece una fresca brisa del río Guayas
y un atractivo paisaje.

Así transcurre la vida en San Jacinto de Santay, el poblado al que de joven llegó doña Elsita de la mano de su compañero de toda la vida. Ahora comparte con sus vecinos sus conocimientos adquiridos en las capacitaciones brindadas por el Ministerio de Ambiente sobre temáticas de microempresa, atención al cliente, entre otras.

“Este era mi sueño y se volvió realidad”, dice con voz entrecortada la líder de la comuna. Sus pies ya no se hunden en el lodo y sus manos dejaron de cargar el peso de la extrema pobreza.

DATOS

El 20 de febrero de 2010, la isla Santay pasó a formar parte del Sistema Nacional de Áreas protegidas como Área Nacional de Recreación.

Entre la flora se destaca el mangle negro, la palma real, guachapelí, samán y otros árboles. Mientras que por la fauna existen reptiles como la boa y la iguana, mamíferos como el mapache, el oso hormiguero y distintas especies de aves.


La isla Santay ofrece una fauna y flora que cautiva a los
amantes de la naturaleza.
 Para llegar a la isla debe ir hasta la calle El Oro, en el sur de Guayaquil, donde está ubicado el puente basculante, que puede ser cruzado a pie o en bicicleta. El acceso es libre desde las 06:00 hasta las 17:00, y el Ministerio de Ambiente tiene disponibles bicicletas a un costo de 4 dólares por tres horas.

A mediados de septiembre se prevé entregar las obras del nuevo puente basculante que unirá a la isla con el cantón Durán. Con esta obra, más una caminera elevada, se unirán por primera vez las ciudades de Guayaquil y Durán a través de la isla Santay.

Actualmente el gobierno construye un circuito de 14 kilómetros de camineras y ciclovías a nivel del terreno en la zona no inundable de la isla.

jb/hc
Fuente: ANDES

3 de septiembre de 2014

Ya sobrepasamos las CIEN MIL visitas !!

Casi sin darnos cuenta, el contador de visitas nos dió la gran alegría de constatar que este sitio ha sido visitado un poquito má de cien mil veces. Gracias a todos quienes llegan a este espacio para conocer sobre el Humedal y área protegida Isla Santay y por supuesto de su población. No olviden que al final de cada publicación pueden dejar un comentario.

Fiestas patronales de San Jacinto de Santay

Este domingo 31 de agosto se celebraron las fiestas patronales de San Jacinto patrono de Santay.

Para ello la población a la isla través de su Cooperativa de Turismo y su Asociación de Pobladores organizaron eventos tradicionales y la ya reconocida Olimpiada con el fin de disfrutar de momentos agradables de esparcimiento y deporte.

El programa de la fiesta incluyó, como no podría  ser de otra manera,el muy conocido "palo encebado" en cuya cima atractivos regalos esperaban a los valerosos y ágiles chicos que intento tras intento lograron el objetivo de atraparlos.



Hubieron animaciones para los más pequeños, como baile y juegos infantiles

Para los jóvenes se organizó un campeonato de Fútbol, el que ya se ha vuelto tradicional para estas fiestas pues llegan equipos invitados de otras comunidades, este año resultó ganador el equipo local 



Campeonato de Ecuavolley (variante a tres jugadores) fue otro atractivo de las olimpiadas en Santay

 Fotos: Valentín Domínguez

30 de agosto de 2014

‘El Libertador’ retorna sobre una proa a la Isla Santay

Luis Parrales, de 7 años, recreó junto a compañeros y pobladores el momento en que Simón Bolívar arribó al lugar. 

Texto y fotos: Diario El Telégrafo - Ecuador

Redacción Guayaquil
Ayer una canoa recorrió lentamente el río Guayas, bordeando la isla Santay. A lo lejos se divisó que sobre su proa permanecía, inamovible, la figura de una persona ataviada con una camisa azul y grana y un pantalón blanco.

Conforme se acercaba al muelle del lugar se distinguían más detalles, como el que la ropa correspondía a un uniforme militar muy común en el siglo XVIII.

Tan vistoso personaje de la canoa era el libertador Simón Bolívar, representado por Luis Parrales, estudiante de la Escuela Jaime Roldós Aguilera, único plantel de la isla.

Los habitantes del lugar recrearon la primera visita ilustre que tuvo Santay. El 28 de agosto de 1829, Bolívar llegó al sitio por recomendación médica para trasladarse a una casa de campo y reponerse de su enfermedad. 

La historia cuenta que llegó hasta el sitio luego de ingresar victorioso a Guayaquil y tras conocer que el Mariscal Antonio José de Sucre venció al ejército peruano en la batalla del Portete de Tarqui (27 de febrero de 1829).   


En medio de aplausos y vítores Luis Parrales y sus
compañeros caminaron hacia la casa comunal de la ecoaldea.
Luis, de 7 años, tuvo algo de dificultad para avanzar hacia el muelle tras bajar de la canoa. Aunque tenía un par de botas de caucho que lo protegían del agua, que llegaba a la orilla del ‘Río Grande’, un joven cargó al pequeño ‘Libertador’ para evitar que el vaivén de la ría le hiciera perder el equilibrio.

Una vez en el muelle, el infante buscó su espada de juguete y la empuñó, queriendo imitar al personaje que interpretaba cuando comandaba las batallas contra el ejército español. Con este gesto se dirigió a una cabaña que tiempos anteriores sirvió como escuela.   

El trayecto estaba lleno de piedras y vegetación nativa, por lo que Luis debió cuidar cada paso para no caerse.

En el camino, sus compañeros de estudio formaron 2 filas simulando una calle de honor para recibirlo. En la rústica casa donde debía llegar aguardaba Benito Domínguez, su abuelo materno, quien en representación de las 56 familias de Santay, recibió al pequeño Bolívar.

“Aquí puede descansar y mejorar su salud”, pronunció Domínguez como bienvenida. “Gracias”, respondió su nieto. Mientras, una de las maestras de escuela hacía una breve reseña de la visita de Bolívar.

El Libertador Simón Bolívar permaneció en la Isla Santay hasta el 23 de septiembre de 1829 y luego partió hacia Quito.

Su periplo continuó por Ibarra, Pasto  y luego Bogotá, para finalmente llegar a Santa Marta, en donde falleció el 17 de diciembre de 1830.  


El pequeño Luis se retiró de la cabaña a paso lento y empuñó su espada mientras sus compañeros gritan “¡Viva Bolívar!”.

Fuente: Diario El Telégrafo

AGRADECIMIENTOS

Esta actividad fue una iniciativa de la Asociación Los Amigos de Santay, realizada con el apoyo de la Población de Santay a través de su Cooperativa de Turismo, de las Asociaciones de pobladores y Pescadores de la isla respectivamente y de la Escuela Fiscal No.3 Jaime Roldós. 

El traje de Simón Bolivar fue donado y enviado desde Caracas, Venezuela muy gentilmente por la Sra. Carmen Rafaela de Correa  especialmente para este acto y servirá para los años venideros en que se recuerde esta fecha importante para Santay. La espada fue donada por el Ing. John Orellana. Agradecemos públicamente a la empresa DHL y a la SENAE Guayaquil por las gestiones relativas al envío y recepcion del traje. Gracias también a Gharorlt Correa desde San José Costa Rica por su apoyo logístico. Como podemos ver Amigos de Santay estamos en muchas partes, gracias a todos

Amigos de Santay acompaña a la población del Humedal Isla Santay en el descubrimiento y vivencia de su historia y su cultura.

27 de agosto de 2014

Yo me hallo en mi isla, convaleciendo muy bien: Simón Bolívar, agosto-septiembre de 1829

1829:En Guayaquil,después de un
gravísimo ataque de
bilis,
probablemente
una hepatitis aguda.
En segundo plano, su
primer edecán,
Daniel
Florencio OLeary. Óleo pintado
por
Antonio Salas,
por
encargo del general Juan José
Flóres,
primer presidente del Ecuador.
Fuente
Un día como hoy el 28 de agosto de 1829, hace 185 años el Libertador de cinco naciones ingresaba a la Isla Santay.  Su estancia de convalecencia duraría 26 días, tiempo para reponer su salud y retomar energías para los últimos 14 meses de su vida.

Santay es un lugar importante en su vida política y personal (difícil separarlas) pues allí tomó decisiones determinantes para su futuro y el de la Gran Colombia.

"....Por acá tampoco tenemos ninguna novedad y todo sigue bien. Yo me hallo en mi isla, convaleciendo muy bien..."

Así se expresaba en su carta a Jose Manuel Restrepo escrita desde Santay entre el 26 de agosto y 4 de septiembre de 1829 

Ilustre visitante de Santay, El Libertador tiene un espacio merecido en la isla que entonces la consideraba como suya. A su población le queda hoy y en el futuro el deber de no olvidar este importante hecho de su historia.

4 de agosto de 2014

Población de Santay se esfuerza por atender bien a sus visitantes

Nueva olla arrocera adquirida por las mujeres
encargadas del restaurante
Las visitas a Santay no dejan de llegar, y el rumor pasado de boca en boca de que el sazón de la comida que preparan las santayences en su comedor es excelente no ha dejado indiferente a los visitantes.
Al fin de la jornada el restaurante limpio
y listo para otro día

Mariana y su equipo!!
Para dar gusto a quienes llegan al restaurante y piden ese rico seco de pollo o el ceviche de pescado o mixto con camarón, y sino el delicioso pescado frito,  quienes están encargadas de preparar y atender ese establecimiento comunitario están adquiriendo más equipo de cocina.

Las jornadas son largas y cansadas pero las anfitrionas no dejan de acompañar sus platos con una gran sonrisa!

El objetivo es atender la gran demanda y no permitir que quienes llegan a la isla regresen a Guayaquil sin dar gusto a su paladar.

Entonces si Ud. prepara una visita a Santay, déjese atrapar por la amabilidad y simpatía de los santayences que lo acogerán como uno de los suyos.  Tenga paciencia a veces la cola es larga...pero la espera vale la pena!!



Restaurante


Acceso

Fotos: Roberto Castello - Amigos de Santay, Guayaquil


18 de julio de 2014

Comunidad de San Jacinto de Santay en Directorio Patrimonial de Guayaquil


Hace poco tiempo fue editado el Directorio Patrimonial de Guayaquil, documento que permite a propios y visitantes conocer los diferentes sitios de la ciudad que por su importancia histórica y atractivo turístico han sido repertoriados por las instituciones gubernamentales rectoras de la cultura patrimonial: el Instituto Nacional del Patrimonio Cultural, el Ministerio Coordinador de Patrimonio y el Ministerio de la Cultura y Patrimonio.

Indudablemente con la presencia en esta importante guía de la comunidad de San Jacinto de Santay  se pone nuevamente en evidencia que Santay y su población tienen una historia que contar.

Surge así mismo la necesidad de concretar el proceso de creación del Museo Comunitario de Santay cuya parte física, el edificio de la primera escuela y casa comunal, está en espera de su nueva función.  La población de Santay y la Asociación Amigos de Santay están juntando aliados y sobre todo tocando las puertas de las entidades del gobierno ecuatoriano para que este proyecto se realice. 

13 de julio de 2014

Un trabajo de fin de estudios realizado con la población de Santay y dedicado a sus proyectos

Trabajo Jennifer Addi
El pasado 17 de junio en la Escuela de Arquitectura y Paisajismo de la Universidad de Bordeux en Francia, se realizó la defensa de Diploma de la ahora paysajista Jennifer Addi, quien sustentó el trabajo Redonner un nouveau souffle a l'Ile Santay, Équateur ( Darle una nueva vida a la Isla Santay. Ecuador). El tribunal del jurado fue presidido por el Ing. José Delgado Mendoza representante de la Asociación Amigos de la Isla Santay y estuvo integrado ademas por el Sr. Bernard Brunet, Director de estudio, paisajista, urbanista y profesor de la facultad, el Sr.Lionel Hodier, profesor paisajista, y el Sr. Jean-Pierre Bériac, archivista y antiguo profesor.

La Srta. Addi realizo durante 2013 varias visitas a la población de Santay así como a funcionarios del Ministerio del Ambiente en Quito y Guayaquil, y profesionales vinculados a la gestión turística y ambiental.

El objetivo de su tesis fue el de integrar los deseos de la población de San jacinto de Santay , los proyectos turísticos del gobierno nacional ahora presentes en la isla  y su propia visión profesional de paisajista.

El resultado es un documento que plasma la historia, la realidad y la posibilidad de proyectos factibles de ser manejados integralmente por la población de Santay y  que ponen de manifiesto su cultura, sus capacidades agrícolas e incluso su creencia religiosa.

El tribunal resaltó el trabajo realizado por Jennifer que puso de relieve sus capacidades profesionales como paisajista pero sobre todo mostró un permanente respeto por los habitantes y sus sueños como comunidad. 

El texto estará también traducido al español en las próximas semanas.

Un diplôme de fin d'etudes effectué avec la population de Santay et consacré à leurs projets

Le 17 juin dernier à l’Ecole d’Architecture et de Paysage de Bordeaux, en France, s’est déroulé la soutenance de diplôme DPLG de la paysagiste Jennfier Addi. Elle a présenté le diplôme Redonner un nouveau souffle à l’île Santay, Equateur ( « Darle una nueva vida a la Isla Santay. Ecuador »). Le jury présidé par Jose Delgado Mendoza  ingénieur et  représentant de l’association des Amis de Santay, il a été aussi vu par les jurés Bernard Brunet, Directeur d’Etude paysagiste urbaniste et professeur de l’école, Lionel Hodier, enseignant paysagiste, et Jean-Pierre Bériac, archiviste et ancien enseignant.


Mademoiselle Addi a réalisé durant l’année 2013 de nombreuses visites sur l’île Santay, autant à la population qu’aux fonctionnaires du Ministère de l’Environnement à Quito et Guayaquil, et aux professionnels de la gestion touristique environnementale.

L’objectif de son diplôme a été d’intégrer la participation des habitants de San Jacinto de Santay, mais aussi le projet touristique du gouvernement national d’Equateur aujourd’hui présent sur l’île, ainsi que sa vision professionnelle de paysagiste.

Le résultat est un document qui raconte l’histoire, la réalité présente et les possibilités de projets gérés par la population et qui mettent en valeur leur culture et leur savoir-faire agricoles et de pêche ainsi que leurs croyances religieuses.

Le jury a conclu que le travail de Jennifer a mis en relief ses capacités professionnelles comme paysagiste, et avant tout a montré un profond respect pour les habitants et leur rêve de communauté.

Población de Santay espera inicio de la renovacion de su escuela.

El mal diseño y selección de materiales no acordes
con el ambiente de Santay ha ocasionado que el
agua del rio que llega con los aguajes y mareas
inunde el acceso,lo pudra y así se destruyan
los accesos y piso de la escuela.
Estado actual del acceso a la escuela
El Ministerio del Ambiente ha construido el acceso
nuevo desde la caminadera principal hasta la escuela.
La gráfica muestra la diferencia  entre el nuevo nivel
que tendrá toda la escuela- una vez terminen los
trabajos esperando que comiencen pronto-y
el nivel de construcción original de la escuela
desde hace 4 años.
Nuevo acceso a la escuela, acorde a
la necesidad de seguridad y confort.
La población de Santay espera contar lo mas pronto con la re apertura de su escuela, una vez que empiecen y concluyan los trabajos de remodelación que han sido ofrecidos por el Ministerio del Ambiente a través de su titular la ministra Lorena Tapia.

Actualmente el acceso principal que enlaza la caminadera (puente-comunidad) con la escuela ha sido concluído y permite poner en evidencia el enorme diferencial de altura que sufría el piso de la escuela y que debe elevarse para evitar que con las mareas y aguajes especialmente la escuela se inunde y el acceso a la misma sea casi imposible para alumnos y profesoras.

Han tenido que pasar mas de tres años para que las autoridades hagan caso a los múltiples señalamientos de mal diseño y construcción por el uso de materiales no acordes con las características ambientales del humedal y sobre todo la altura de la misma. La escuela fue construida en 2009 - 2010 por la empresa RCA construcciones y consultorías por encargo del gobierno nacional. Por esta obra la prensa se manifestó así

Al momento la escuela esta funcionando temporalmente en la Casa Comunal. Con el apoyo de los padres de los padres de familia y de los guardaparques de la isla se evita que la presencia de turistas altere el buen desarrollo de las actividades escolares.

Los pobladores de Santay solicitaron y tienen su escuela desde 1999 y desde entonces están orgullosos de contar con la misma y defienden su permanente derecho a la educación en su
comunidad.












24 de junio de 2014

Entrevista sobre Santay para Babelatino

María Martínez es una apasionada radialista gallega, ella reside en Milano, Italia y colabora de forma activa  con el grupo Babelatino de Radio y TV Online.

María sigue de cerca lo que pasa en América latina y especialmente Ecuador, y esta vez  entre tantos temas que bien pudo  tratar prefirió lanzar una de sus MIRADAS  a esta isla del Guayas.

Aquí  la entrevista que muy gentilmente realizó y que agradecemos muy sentidamente. Disfrútenla!


Mujeres de la Santay quieren que su sazón sea reconocida

Ninfa Medina es una de las 25 mujeres nativas de la
isla Santay que trabajan en el comedor comunal.
Ellas compraron las ollas, vajillas, cubiertos
y usan dos cocinas adicionales a la industrial que
les cedió el Ministerio del Ambiente. Esta cartera del Estado
también las dotó de un congelador. Francisco Verni
Atareada, receptando un pedido tras otro, está Marianita Domínguez. Los toma y pide en voz alta: “¡Dos pescados, un seco de pollo y uno de chivo!”. Son para una familia que espera ansiosa por degustar los platos típicos que preparan las mujeres nativas de la isla Santay en el comedor comunal.

Son las 09:30 del domingo 22 de junio. El restaurante está lleno. Mientras unos degustan la comida, otros pugnan por pedir los platos. El pescado frito es el más solicitado.

En la cocina, diez mujeres se encargan de la preparación de los alimentos, freír pescado y lavar los platos. Todas tienen su función y las guía Marianita. Ella, junto a sus 24 compañeras, trabajan desde el lunes 16 del presente en el comedor de la ecoaldea, pero con la incertidumbre de si seguirán administrando el local.

El comedor de la isla Santay estuvo lleno durante la mañana
del domingo. El plato que más se pedía era la corvina frita.
“Queremos que las autoridades nos den un documento que diga que seguiremos administrando el comedor, porque sí lo podemos hacer, por nuestras familias y la comunidad”, dice la dirigente de 40 años y madre de 4 hijos.

Durante las primeras dos semanas, luego de la apertura del paso que une a Guayaquil con esta reserva, se habría concesionado este servicio por parte del Ministerio del Ambiente (MAE), indica Domínguez.

“La persona que colaboró con nosotras se identificó como el concesionario del comedor”, sostiene, y agrega que el pago que recibieron ($ 15) era inferior del que tenían antes de que se abriera el puente.
Pero ni el comedor ni la hostería están concesionados, según declaraciones del MAE hechas el 9 de junio. Quince días antes, Lorena Tapia, titular de esa cartera de Estado, sostuvo que posiblemente los servicios que funcionen en el destino turístico sean liderados por empresas especializadas, pero con la condición de incorporar a los nativos de la isla.

Al momento, este grupo mantiene la esperanza de que la administración del restaurante recaiga en ellas, quienes reciben capacitaciones en atención al cliente por parte del MAE.

En el comedor trabajan grupos de diez mujeres pasando un día. Cada una recibe entre $ 20 y $ 30 al día. Los ingresos se invierten en los alimentos y la ganancia, en una caja común.

“Estamos contentas de que vengan muchos turistas, es una ayuda para nosotras”, dice Marilú Melgar, de 62 años.

El comedor de caña y bambú tiene capacidad para 200 personas.

Apuntes
precios
Comida típica
La corvina entera cuesta $ 4; los secos de pollo y de chivo, y el pollo hornado con arroz y menestra, $ 3,50; el cebiche mixto, $ 5. Los fines de semana venden unos 600 platos.
Fuente

21 de junio de 2014

Pobladores de Santay ayudan en limpieza de isla

El Ministerio del Ambiente incrementó el número de guardaparques

La acogida turística superó las expectativas de los nativos de la zona protegida. Ellos solicitan mejorar la seguridad.


Nativos de la isla recogen botellas plásticas que
son halladas en el tramo que conecta la ecoaldea
y el puente. Foto: William Orellana / El Telégrafo
Los habitantes de la Isla Santay instruyen a los visitantes sobre los cuidados que deben adoptar para evitar un impacto ambiental negativo en el ecosistema del lugar.

El arrojo de desechos plásticos en sitios cercanos a los manglares, hábitat de al menos un centenar de especies, es una situación que gradualmente ha sido controlada, afirmó Elsa Rodríguez, presidenta de la Asociación de Pobladores.

En los primeros días de visita se registraron aglomeraciones y se pudo observar a personas que, incluso, tiraban botellas a las cocodrileras pese a las advertencias de personal del Ministerio del Ambiente (MAE) y los comuneros.

Los residentes nativos de Santay consultados admitieron que la masiva acogida les tomó por sorpresa y que se dificultó la vigilancia y el manejo de los desechos.

Rodríguez comentó que se incrementó el monitoreo durante los recorridos guiados por 14 habitantes de Santay. “Hacemos énfasis en el daño que eso ocasiona a plantas y animales”.

Por su parte, el MAE debió incrementar la vigilancia del ecosistema. Hasta antes de la inauguración del puente, eran 5 guardaparques los encargados del cuidado del ecosistema, explicó Juan Alejo Chávez, gerente de Proyectos de Turismo Sostenible de la cartera de Estado.

Debido a la masiva concurrencia, aproximadamente 30 guardaparques se sumaron a la tarea. Los comuneros, aseguró Alejo, también ayudan en el trabajo de cuidar la fauna y flora del lugar.

Por ejemplo, parte de la pesca artesanal es utilizada para alimentar a los 12 cocodrilos que forman parte de los atractivos turísticos.

En el humedal, el animal que más puede ser observado es el cangrejo violinista. En algunos puntos donde habita el crustáceo, aún son visibles botellas de plásticos que aparentemente fueron botadas recientemente debido a que lucen nuevas.

La vía que conecta el puente con la ecoaldea está construida en metal y con colores marrones. Durante todo el camino acompaña el trino de algunas aves que se ocultan entre los manglares. Pocas especies, como la garza azul, se dejan ver sobre el lodo.

Además del trabajo de los guardaparques del MAE y los nativos de Santay, el grupo de teatro ‘Los Comediantes’ se encarga de apoyar la tarea de educación ambiental dirigida a los visitantes.

Su participación ocurre los fines de semana y los principales asistentes son los niños, tanto de fuera como dentro de la isla, explicó Petra Domínguez, habitante de Santay.

Los artistas enseñan sobre la riqueza natural de la isla y los cuidados necesarios que se deben tener para conservar este espacio de turismo ecológico. Entre las recomendaciones están no arrojar basura en los senderos y “evitar dar de comer a los cocodrilos”, manifiesta Domínguez.

Pese a los avances en el manejo del turismo, los comuneros hacen observaciones, principalmente en el aspecto de la seguridad ciudadana.

En la primera semana de las visitas, según los comuneros, fueron sustraídas bicicletas de los comuneros. El MAE implementó el sistema de registro electrónico como parte de las acciones para contrarrestar la situación.

Además, miembros de la Policía Nacional, a pie y en bicicleta, patrullan las 24 horas el lugar. No obstante, Marcos Moreira, con 7 años en Santay, recomendó la instalación de una Unidad de Policía Comunitaria (UPC).

Por su parte, turistas consultados también sugirieron mayor cantidad de tachos de basura en el tramo que conecta el puente con la ecoaldea.

Los horarios de atención al público en el puente son de 06:00 a 21:00, mientras que el acceso a la isla Santay es de 06:00 a 17:00, todos los días.

DATOS

En el 2000, la isla Santay fue declarada humedal Ramsar (de importancia ecológica internacional). El lugar es habitado actualmente por 56 familias.

En el sitio se han identificado 12 especies de reptiles, 2 especies de anfibios, 13 especies de mamíferos y 128 especies de aves. Además se registran 60 variedades de plantas, entre ellas, los manglares.

La construcción del paso peatonal que conecta Guayaquil-Santay representó una inversión de $ 14’269.825. Para el siguiente mes se prevé la conclusión del puente que conectará la isla con el cantón Durán.

Otros proyectos estudiados en antaño para la isla incluyeron un plan habitacional masivo durante el gobierno de Osvaldo Hurtado (1981-1984) y la construcción de un parque tipo Disneylandia, propuesta por la Fundación Malecón 2000, en 2009.

Fuente

* Nota del Administrador del Sitio: El término usado originalmente en el titular del artículo es "Comuneros".

13 de junio de 2014

Novelería ?

"Esperemos que pase la novelería*", se escucha decir a muchos. Pero la novelería apenas si parece haber comenzado. No es posible que con lo manifestado públicamente por las autoridades de que se permitirían solamente 1600 admisiones diarias a Santay  a través del puente ciclo peatonal inaugurado hace una semana, se haya permitido que los días  sábado y domingo la cifra sea de más de 8 mil por día, es decir casi 8 veces lo al parecer admisible.

El actual administrador de la Isla manifestaba el año pasado en una entrevista para una tesis de la ESPOL que 36 mil visitas al año (3000 por mes) es el numero que manejan, más allá de esa cifra de visitantes la isla "colapsaría". Para entonces el hablaba solamente del ingreso fluvial a través del muelle, sin embargo ya en 2013 el puente estaba en construcción.


Hay quienes han tomado esos 16 mil ingresos como un éxito de la obra, evidentemente que la difusión de la misma  a todo nivel fue un factor importante para que los ciudadanos de Guayaquil afluyeran en masa a disfrutar de los encantos de la isla.  Pero cuantos de esos 16 mil que llegaron a la isla, que caminaron y accedieron a la comunidad sabían lo que les esperaba?. Estaba realmente lista
la comunidad de Santay para con ese "turismo masivo" del que hace dos años el ministro Elhers entonces en la cartera de Turismo manifestó no concordar ?.

Estaba lista la isla para ese ingreso abrupto de personas que incluso faltaron al respeto a ambiente Santayence?. Lista si,  pero para atender a 1600 personas por dia, y en un horario establecido a respetar. Las quejas de lo que sucedió el fin de semana con el turismo masivo a Santay se escuchan y leen en los medios de comunicación. Pero también salen de la misma comunidad.

No es la primera vez que lo recomendamos, pero vale la pena repetirlo. La visita al sector de viviendas debe estar limitado a la caminadera principal y deben colocarse portales para no permitir acceder a las pasarelas de cada casa. Una maqueta en escala debería ser construida y colocada al inicio de la caminadera principal que muestre a quien interese los detalles de la arquitectura y distribución de las casas.  No es solo un asunto de respeto a la vida privada, sino de seguridad para los pobladores cuya mayoría esta fuera de sus hogares precisamente realizando labores de atención a los turistas.

Guayaquil Ecológico para quien?


Vista la situación generada en los últimos días llegamos a la triste decepción de siempre, no es suficiente que la isla, su comunidad y las autoridades estén listas si a nosotros, los ciudadanos nos importa un comino recomendaciones y reglas que protejan y nos permitan mantener lugares regenerados y/o mantenidos intocables para el turismo ecológico. La labor del gobierno nacional es encomiable en cuanto a la visión que tiene de volver ambientalmente atractiva y vivible la ciudad , pero no se ve la misma respuesta de parte de una gran parte de la ciudadanía que a nombre de victimas de la novelería pasajera agreden los sectores que con esfuerzo comunidades locales y autoridades ponen a disposición de ellos. Las quejas del municipio de Guayaquil son las mismas con respecto a los atractivos turístico que están siendo destruidos por los usuarios.

Debemos establecer prioridades y trabajar a dos niveles, protegiendo siempre habitantes y ecosistemas, estos niveles son en el caso de Santay- una area doblemente protegida por RAMSAR y por el Estado ecuatoriano-: la obra gubernamental  y la otra la gestion ciudadana. Sinceramente  ha habido un trabajo en una sola direccion, desde el gobierno hacia Santay, intentando con esto estimular a la ciudadania, pero lastimosamente ha faltado la información y formación ambiental y educativa al ciudadano, no todo puede ser hecho sin el trabajo de la sociedad civil, ongs, entidades barriales, grupos ambientalistas y otras instancias.

Sin un guayaquileño sensibilizado y ambientalmente comprometido el Guayaquil ecológico quedará en obras y el impacto será eso..una simple novelería pasajera.

Y ya que estamos en el tema, debemos ver lo que pasa con el Estero Salado, donde el municipio bajo contrato paga miles de dolares mensualmente para limpiarlo, el gobierno nacional por otro lado paga por regenerarlo y a pesar de esas dos grandes inversiones se lo continua ensuciando de la mano de  vecinos e industrias. Se impone un examen real, concreto y un compromiso serio y no tibio con los actores, los gestores e incluso los críticos.

Ecologismo no es limpiar unos lo que otros ensucian, sino evitar juntos contaminar y así darnos mas tiempo a disfrutar de la naturaleza y no revisar viejas fotos de lo lindo que alguna vez fue. Tampoco es comprar una botella de agua en envase plástico con la esperanza de que "alguien" va a reciclar esa botella aliviando así nuestra mala conciencia, cuando por otro lado hay negligencia en la calidad y distribución del agua potable, a la cual por las dudas hay que hervirla aumentando mas el costo de la vida por el precio de la energía.

LLamado a Duran


Ahora es importante hacer un llamado a la flamante Alcaldesa de Duran y su equipo edilicio quienes han manifestado una importante preocupación por la comunidad de la isla y a la que incluso visitó durante su campaña comprometiéndose a realizar mejoras en la escuela una vez llegue al Municipio. El municipio de Duran debería establecer claramente cual sera su reglamentación en cuanto al acceso que tendrán sus ciudadanos a Santay una vez listo el puente que desde esa ciudad llegará a la isla.

No olvidemos que Duran es la SEXTA ciudad mas poblada del Ecuador y sus hijos están muy entusiasmados con visitar su isla pues Santay perteneces a Duran, y queremos ver cual es el compromiso de sus autoridades con ella. Tenemos ya el ejemplo de lo que ha sucedido esta semana de visitas masivas desde Guayaquil. Cuál será la cuota que el Municipio impondrá para el paso a Santay?

Podrá el municipio de Duran trabajar con la Subsecretaria de Educación en un programa de capacitación a los maestros y a través de ellos a los alumnos y con ello a sus familias antes de visitar Santay?  Esperemos que si!! Recuperar Santay es un hito en la historia de Duran, a hacerlo bien!

*expresión ecuatoriana para designar algo nuevo o diferente que causa una admiración o frenesí no permanente. NR

Pobladoras de Santay y su buena cocina!!!

Si han sido capacitados durante varios años para este gran momento y si hay una cooperativa de servicios comunitarios que los ampare, porqué entonces no son  ellos los pobladores quienes tienen la concesión del restaurante en Santay?

9 de junio de 2014

Población de Santay recibe servicio odontológico con instalaciones y equipos de calidad y personal profesional con capacidad y calidez

Confortable sala de espera del Dispensario de Snatay
Gracias a las excelentes mejoras realizadas por el Gobierno Nacional en la infraestructura y el profesionalismo de quien atiende el servicio ontológico de  la Isla Santay, la población santayence recibe una atención dental de calidad y calidez.

Esta semana por ejemplo fueron los niños de la escuela Jaime Roldós quienes se chequearon y recibieron tratamiento de parte de la odontóloga asignada por el Minsiterio de Salud a Santay.
Paciente lista para su chequeo
Confianza y comodidad para este pequeño paciente
Los equipos, el sillón y los insumos son de calidad mostrando que  la comunidad  ha recibido atención al mismo nivel que otros dispensarios en el país.

Revisión dental prolija
Paciente satisfecha

La siguiente !!

RAMSAR reporta actividad realizada en Santay por el Día de los Humedales

La Convención RAMSAR ha incluido en su reporte por el Día Mundial de Los Humedales 2014 la actividad realizada por la Escuela de la Isla Santay y el Club Ecologista de los niños y jóvenes de la isla (CES). (Ver mapa y reporte)

Esta y otras conmemoraciones del calendario ambiental son realizadas como parte importante del proyecto escolar educativo de la escuela con la participación del CES.