12 junio 2018

Puente a Santay se entregará el 21 de junio


Según lo anunciado oficialmente por el Gobernador de la Provincia del Guayas Sr. Jose Francisco Cevallos. El puente ciclo-peatonal Guayaquil-Santay que sufriera un accidente el 12 de Octubre 2017, será entregado el próximo jueves 21 de junio.

Recordemos que el accidente fluvial ocasionado por una embarcacion pesquera en maniobras de prueba de motores recien reparados en el rio Guayas ocasiono que una parte del puente a Santay se desprendiese dada la fuerza del impacto y el arrastre que ejerció dicha nave a la deriva sobre el puente.

La empresa propietaria del barco pagó los gastos de reparación y la Gobernación del Guayas ha seguido de cerca las tareas de reconstruccion entregadas a empresas locales en Guayaquil.

Debido a este accidente la circulacion de turistas y de pobladores hacia Santay se ha realizado via fluvial sin lastimosamente alcanzar los niveles de visitas que con el puente se habian conseguido desde su puesta en marcha en 2014.

Los pobladores estan pendientes de la reactivación economica que constituira la apertura de esta via de acceso a su isla.  La ciudadania de Guayaquil igualmente desea con avidez recuperar este "arteria pulmonar" de Guayaquil, que dada su ubicación y su función ha sido un espacio para caminar y hacer deporte único en su género.

252 días habrá durado esta situación, tiempo en el que la población de Santay ha debido hacer sacrificios pero con la confianza  en que el gobierno nacional velaría porque el puente se re-abra con mayor seguridad para usuarios y navegantes y para garantizar de manera clara que  siga siendo un elemento de UNION y SOLIDARIDAD y que por tanto TODOS debemos aprender a convivir con él.

Amigos de Santay agradece la gestión gubernamental de cara a las dificultades que la población de la isla vivió a partir de este accidente.  Gracias a todos quienes han estado cerca para apoyar a que el puente siga cumpliendo su función de llevar y traer gente contenta ...no olvidemos que es un elemento de union sobre todo y ante todo. 

03 abril 2018

Niños de Santay participan en Concurso de Arte Juvenil 2018

Trabajos de 4 niños alumnos de la escuela Jaime Roldós ubicada en el Humedal Isla Santay participan este año en el Concurso de Arte Juvenil 2018 convocado por la Sociedad de Cientificos de Humedales. Ellos son Allan, Cristopher, Noemí y Paul.

El tema fue “Vida Silvestre de Humedales" y los niños participantes de Santay pusieron énfasis en el riesgo que pueden sufrir las especies a causa de la contaminación que llega desde la gran ciudad.

La votación electrónica para el concurso estará abierta al público el 1 de mayo de 2018 para lanzar así el Mes de los Humedales de los Estados Unidos.

El período de votación estará abierto desde el 1 de mayo hasta el 31 de mayo de 2018.

 Los ganadores serán anunciados en la Reunión Anual SWS 2018 en Denver, Colorado, EE. UU. En caso de empate, el Comité de Desarrollo de Humedales determinará el ganador. Los ganadores serán notificados por correo electrónico y anunciados a la comunidad de SWS y a las redes sociales.

El concurso en Santay

La Asociación Amigos de Santay que organizó las cuatro sesiones de arte en Santay en las cuales se produjeron estos trabajos agradece al Sr. Jorge Peñaherrera Campoverde por su destacada colaboración como instructor y a los padres de familia que permitieron la participación de sus hijos a pesar del tiempo de vacaciones escolares en que se realizó.

Todos los chicos participantes son alumnos de la escuela Jaime Roldós de la Isla Santay y aprovechamos esta oportunidad para agradecer a su Directora la maestra Lcda. Ena Gomero Tandazo por su apreciable colaboración.

Amigos de Santay hizo una clasificación de las cuatro obras a presentar al Concurso Internacional, obras que a nivel de la isla ya son ganadoras y recibirán de nuestra asociación un merecido premio.






 Jornadas de trabajo



Fotos: Jorge Peñaherrera

19 febrero 2018

PROMESA Proyecto Metereologico Escolar en Santay




Instalar la estación meteorológica en la Isla Santay se convirtió en un desafió tecnológico. Gracias al apoyo de los Amigos de Santay en Guayaquil fue posible organizarlo.

El hecho de que ahora exista conexión de internet en la escuela favoreció que podamos integrarla  en el proyecto Météo des Ecoles.

Somos la segunda escuela en Sudamérica y la primera en Ecuador que envía datos.

Lo mas importante es que los chicos comprendan su funcionamiento y conozcan que variables son las que se miden. Que comparen lo que se visualiza en la estación y lo que sus sentidos captan. La experiencia comienza y no dudamos de que sera muy fructífera.

05 febrero 2018

Santay celebró el Día Mundial de los Humedales 2018



La puesta en marcha del proyecto PROMESA fue el punto principal en la la cebración del Día Mundial de los Humedlaes 2018 en la Isla Santay que fue declarado como tal el 31 de Octubre del 2000.

El Programa de Vinculos con la Sociedad de la ESPOL también se hizo presente con una amena charla sobre la importancia de los humedales.

Amigos de Santay es una asociación que apoya la educación, la protección ambiental y la cultura en la comunidad y Humedal Santay, esta celebración hace parte de las actividades permanentes que se realizan de manera regular junto con la Escuela Jaime Roldós localizada en la isla.

02 febrero 2018

Isla Santay. Humedal urbano


Hoy día 2 de Febrero se recuerda el Día Mundial de los Humedales y el tema escogido este año por  la Convención de Ramsar para celebrarlo es “Humedales para un futuro urbano sostenible”.  Esta convención que se encarga de la protección de las zonas húmedas del planeta fue creada en 1971 y lleva el nombre de la ciudad iraní donde se firmó su acta fundacional. 

El mensaje a pasar en esta oportunidad es que cerca de 4 mil millones de seres humanos viven actualmente en sectores urbanos es decir la mitad del planeta y la tendencia de que más y más personas decidan dejar el sector rural y desplazarse hacia las ciudades está en aumento. Para responder a esta constante movilidad rural-urbana las ciudades deben ofrecer  servicios básicos como vivienda, transporte agua, electricidad y alcantarillado, pero también espacios verdes que permitan una buena relación de vida con la naturaleza y entre sus habitantes. Que contradicción, salir del campo para buscarlo en la ciudad.

Hasta no hace mucho tiempo al preguntar a un caminante en el Malecón de Guayaquil si conocía el nombre de esa larga mancha de manglar que se presentaba ante sus ojos al otro lado del río Guayas se recibía como respuesta un levantar de hombros en señal de desconocimiento. Hoy es cierto y seguro que la mayoría de guayaquileños saben que se trata de Santay. 

En efecto, esta isla de 2079 ha. dejó de ser un espacio verde lejano, olvidado y de difícil acceso  a partir de octubre del 2000 en que  a pedido de la sociedad civil el gobierno nacional decide solicitar a la Convención de Ramsar declararla  como humedal de importancia Internacional. A la época Santay fue el quinto ecosistema de ese tipo en el país que pasó a ser parte de esa lista de protección a los humedales del planeta, hoy se cuentan 18 sitios apuntados allí por nuestro país. En 2010  Santay y su contigua Isla El Gallo fueron además declaradas como Área Protegida del Ecuador.

Para Guayaquil y Duran el humedal Santay está ahora al “alcance de sus pies” debido a la  construcción en 2014  de dos puentes ciclo-peatonales que atraviesan el rio Guayas. La comunidad de San Jacinto de Santay  que ha sobrevivido de la pesca y de la llegada más o menos regular de turistas, con esos puentes ha mejorado su calidad de vida ostensiblemente ya que las visitas son más numerosas sea caminando o en bicicleta y eso les significa venta de artesanías, guianza nativa y venta de comida en su restaurante.  

Paralelamente el servicio de embarcaciones cumple sus recorridos regulares para quienes prefieren un viaje rápido y sentir de cerca la brisa del río. La navegación sobre el Guayas  revive gracias a esto. Santay hoy integrada a sus más cercanos centros urbanos se convierte así en un anexo ambiental extraordinario de Guayaquil y Duran especialmente.  

Hace 5 meses un desafortunado accidente fluvial afectó una parte del puente entre Guayaquil y Santay dejándolo inutilizable. El gobierno nacional a través de la Gobernación del Guayas y el Ministerio del Ambiente han dado prioridad a su reconstrucción la misma que se está realizando y que añade mayores seguridades al diseño inicial.

La utilidad  de ese puente para la población de Santay es evidente y a pesar del llamado que ciertos sectores han realizado públicamente para que el puente ya no exista, así de plano, tal propuesta desconoce por un lado la ventaja que el puente tiene ahora para los habitantes de Guayaquil y Duran pues caminar,  correr o hacer bicicleta por el puente hacia Santay es un ejercicio corporal y mental que se ha convertido en habitual en miles de personas una o varias veces por semana.  Únicamente el argumento de caminar a Santay por salud justifica ampliamente su existencia.  

Se argumenta que el puente es un obstáculo para la navegación en el Guayas, que la apertura de su sector basculante no es suficiente o que los pilares generan más sedimentos al río provocando con ello la disminución de profundidad y por ende su navegabilidad.  El puente basculante fue diseñado para que pasen barcos de manga (ancho) similar a los que pasan el Canal de Panamá, es decir casi todos los barcos del mundo. Está  demostrado además que no es únicamente por causa de los pilares del Puente Rafael Mendoza que se formó el “Islote” cerca de la Puntilla. Entonces porqué tendrían que ser los pilares del puente a Santay  los que impidan la navegación en el río.

Del lado de la población de Santay el puente no solo que significa el ingreso de visitantes ávidos de conocer el humedal, de admirar su biodiversidad, de disfrutar de una buena caminata, de un tiempo de deporte, de una deliciosa comida típica en la comunidad. También podría ser la ruta de  ingreso de la tubería de la tan ansiada agua potable para la comunidad, agua hasta ahora llevada por barcos tanqueros y de manera insuficiente. 

Hoy en el Día de los Humedales 2018 estamos más y más conscientes de que Santay esa otrora isla desconocida, hoy gracias a autoridades, sociedad civil y sobre todo a la  población que lo habita y lo cuida, se ha convertido en un humedal integrado que aporta a la sostenibilidad actual y futura de Guayaquil y Duran, un Humedal Urbano.